14 ago. 2011

Capitulo #3

Cuando llegó de vuelta a su casa no había nadie. Se tumbó en la cama y pasó las horas pensando en todo lo que hoy le había pasado.
¡Al fin conoció a Yael! Tantas veces le habian hablado de él, que cuando lo tubo justo delante de ella, le parecia un gran sueño, o una fantasía.
Llegó la hora de acostarse y no podía dormir.
Pasó toda la noche pensando:
¿Qué le digo cuando lo vea?, ¿Qué ropa me pongo?, ¿Cómo lo saludo cuando llegue?
Se estaba ilusionando con un chico que practicamente acababa de conocer.
En la mañana, normal en ella, salió corriendo de su casa. Ya todos habían entrado, y las clases... ya habían empezado.
Entró en el gimnasio, todos iban con chandal y ella...
Se sentó en un banco a observar a sus compañeros, en especial, a Yael...
La siguiente clase era... ¡FISICA!- pensó-¡Estamos juntos en esa clase!
Cuando terminó todos fueron a los vestuarios, excepto Eunize y Yael.
Eunize: ¿Tú tampoco traes chandal?
Yael: No, no sabía que hoy tocaba gimnasia, estaba hablando contigo. ¿Recuerdas?
Como no se iba a acordar... Pero puso la excusa que no tenía ganas de hacer gimnasia por eso, no lo llevaba puesto.
A la salida del instituto Yael le dió dos besos, y le preguntó si mañana podría sentarse a su lado, no solo en fisica, sino a todas las horas.
Eunize se sonrojó tanto, que salió corriendo hacia su casa.



2 comentarios:

  1. me gusta tu historia :) espero que Eunize y Yael se conozcan mejor en las siguientes horas jajaja :D y supongo que todas nos peleamos con nuestra madre sobre todo con la ropa, en eso coincido -.- jajaja

    besos desde http://somethingstriggeredmma.blogspot.com te sigo:)

    ResponderEliminar
  2. Muchas graciiiaaas :)! Siii, esooo espereeemooosss :) ajjaja Diimeeeloo aaa miiii ... jaja :) Un besoooooo ;)

    ResponderEliminar