18 ago. 2011

Capitulo #7

Sonó el teléfono de Eunize. Eran las 1 de la mañana.
-¿¡Quién es!?- Eunize, enfadada, y medio dormida.
-Soy yo Airanne, llamaba porque…
-¿Qué quieres, sabes la hora que es?
-¡Claro tonta! Es que… Robert se acaba de dormir, y he aprovechado para llamarte.
-¿Pero qué dices… Que has bebido?
-¡Nada! Tonta eres… Es que me he quedado a dormir aquí y…
-¿Y qué…? Borracha…
-Joder es verdad… ¡ESTAMOS SALIENDOOOOO!
-No chilles tía… Mañana hablamos Adiós.
-Adiós penca…
Durmió y durmió, soñó y soñó.
Fue el sueño más lindo que había tenido desde hace un montón de tiempo. Estaba en una fiesta con Yael y… ¡Se despertó!
Las 8 de la mañana. Corrió y… ¿No llegó tarde? ¡Qué raro…!
Martes, Historia… ¡Aburrimiento! Eh… Yael, ¡Diversión! Pensó Eunize de camino al instituto.
Efectivamente, Historia Aburrimiento, Yael Diversión. Pero… hoy Yael, estaba diferente. Eunize le preguntó si le pasaba algo, el siempre decía que no… Pero, aunque lo conocía muy poco… No era así, algo le tenía que pasar…
Volviendo del recreo lo vio hablando con una chica, morena, alta… Guapa. Fue corriendo a la clase, no le gustaba para nada aquella escena.
En la siguiente hora no están juntos. Así que Eunize cogió su libreta de la taquilla y corrió hacia el aula de informática.
Toda esa hora estuvo pensando quien era aquella chica, quizás su novia, su prima… o la chica que le gustaba.
-Eunize… ¿Te pasa algo?- le pregunta Emma extrañada. Eunize siempre iba a informática contenta.
-No… simplemente estoy pensando- dijo con lágrimas en los ojos.
Le preguntó a Yael quien era aquella chica, necesitaba saberlo…
-No es nadie, simplemente una amiga-le contestó Yael.
-¿Seguro? Sabes que me lo puedes contar. No parecía simplemente una amiga.- insistió.
-Que no de verdad, solo es una amiga…
Eunize no se terminó de convencer. Pero dejo de insistir, Yael parecía cansando… No quería molestarlo.
Cuando Eunize llegó a casa inmediatamente encendió el ordenador. Con toda la historia de Yael, no le había dado tiempo de conectarse ni de escribir absolutamente nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario